Bio

Empecé ha actuar cuando tenía cinco años haciendo de árbol en la obra de teatro del colegio. Allí descubrí la importancia de la simplicidad y el silencio.

En el instituto me seguí fascinado por la literatura y el teatro que me llevaron al circo.

Estudié Filología hispánica en la Universidad Autónoma de Madrid y al mismo tiempo que estudiaba en la escuela de circo Carampa.

Cuando terminé mis estudios en España, decidí continuar aprendiendo en la escuela de circo de Moscú y después en la escuela de artes de Pekín. Luego vine a Toulouse, Francia, para estudiar en la escuela de circo Le Lido (dónde hoy imparto cursos).

Tras estas experiencias trabaje con el circo Gosh durante cuatro años, haciendo el rol de un pájaro.

Siempre queriendo aprender más, entré en el CDC (Centro de desarrollo coreográfico) donde pude estudiar con coreógrafos de diferentes partes del mundo, y trabajar luego con Anna Halprin (consiguiendo mi primer rol humano en una obra faro de la danza “Parades & Changes”), he trabajado también con Christian Rizzo, Rob Tannion, entre otros.

Decidí después crear mi propia compañía creando primero una forma corta para exterior « Viaje a ninguna parte”. Le ha seguido “Gritando sin hacer mucho Ruido”que se presentó en diferentes festivales internacionales.

También he participado en diferentes proyectos de creación como coordinador artístico “Sueños de cemento”  y ” Lo que nos dejaron” en el País Vasco, “Escribiendo en la arena” en el Centro Nacional de las Artes en México, así como en numerosos proyectos de mediación cultural como en la cárcel de Muret con el proyecto “Resonancias”.

Hoy continuo a aprender teniendo como profesor entre otros a un bonsaï..